Thursday, September 9, 2010

Barbara Vamp




Barbara Vamp & Silvia Rubí


Barbara Vamp & Silvia Rubí - FOTOGRAFÍA DE PLOMBERIE





BARBARA VAMP

Barcelona, además del FICEB, tiene en su haber ser, sin duda alguna, la cuna del porno nacional, nadie lo puede negar. Allí vive nuestra siguiente invitada, Barbara Vamp.

Esta catalana de 22 años se ha convertido en una de las estrellas de la joven productora Ruta69, con la que ya ha rodado diversas escenas, con actores de la talla de Valeria Da Fogo, Irina Vega o Willy Foc, en la producción “Fuck Club”, de la que recomiendo de manera incondcional su lésbico con Valeria da Fogo (sexo a saco durante casi 40 minutos entre estas dos bellezas en estado puro, masturbaciones multiples, cunnilingüis, penetraciones de dedos, penteraciones con varios vibradores, dobles penetraciones, sexo anal salvaje con un arnés de tamaño enorme, Barbara se folla a Valeria clavandoselo hasta el fondo y dilatandole el culo al máximo. Podreis también disfrutar de algo que muy pocas veces se ve en una escena porno, corridas femeninas reales).

Bárbara, que habla cinco idiomas (castellano, catalán, italiano, francés e inglés) no le hace feos a nada, lésbicos, trios, interracial, y promete convertirse, con sus espectaculares medidas en una de las actrices porno nacionales con más proyección internacional.

http://www.lujuriarock.com/foro/viewtopic.php?p=893887&sid=1f451f0f1023ab1dc5dc8bd78f640996







BÁRBARA VAMP

Conocí a Bárbara hace ya unos cuantos años largos (no digo cuántos para que nadie se ponga a hacer números, jajajá!!!), cuando ni yo mismo utilizaba el pseudónimo con el que actualmente se me conoce en el mundo de porno, el de Pablo Fross. La misma Bárbara usaba también otro apellido artístico, el de Nux, cambiándolo por el más carismático de Vamp al poco de empezar a trabajar juntos. Desde entonces no hemos dejado de colaborar en diferentes ideas e historias que han ido enriqueciendo nuestros respectivos caminos.

Barbi aún no era la consolidada actriz porno de corte alternativo que ahora todos tenemos en nuestro altar personal como una de las grandes divas del sexo patrio. Era una chica normal y corriente, con un trabajo normal y corriente, con una vida normal y corriente… ¿o tal vez no?...

Es probable que su apariencia fuera la de una chica normal y corriente, pero con un tremendo potencial sexual que bullía ya en su interior, semejante a un volcán a punto de entrar en erupción y que amenazaba con hacerla saltar por los aires si no daba pronta salida a sus inquietudes más morbosas.




Presa de un tremendo afán por experimentar con el sexo en todas su variantes, Bárbara fue degustando los manjares que la vida poco a poco le iba ofreciendo (sexualmente hablando), y es así como llegué hasta ella. Hace unos años, en Antena 3 Televisión emitían un programa titulado ‘7 Días, 7 Noches’, y en uno de sus reportajes dedicados al mundo del porno (en esta ocasión versaba sobre el sexo en internet), el reportero que se encargó de llevarlo a cabo me habló de una chica a la que había realizado una entrevista en Barcelona para el mismo reportaje en el que estaba incluido yo mismo (en calidad de ‘director de casting para una página de webcams’), y aunque en el reportaje Bárbara aparecía como una chica ‘enganchada’ al mundo de los chats de sexo donde buscaba el morbo de conocer chicas como ella misma a las que conocer, y con ello, poder satisfacer sus propias curiosidades sexuales, también parecía estar interesada en hacer sus pinitos en el mundo del cine para adultos.

Bárbara ya había trabajado para alguna pequeña productora porno, utilizando, como dije antes, el sobrenombre de Bárbara Nux, y según me indicaba dicho reportero, la ilusión que tenía esta muchacha por hacer porno eran muy grandes, y que merecía la pena conocerla y poder mover su talento de alguna manera. Un diamante en bruto, vaya. Así que, convencido de que tenía que conocer semejante joya, me dio su contacto y la llamé por teléfono.




Surgió un espontáneo feeleng a los pocos minutos de entablar conversación, y nació lo que podríamos denominar ‘un buen rollo’ entre ambos que nos confería una confianza tranquilizadora el uno sobre el otro, gracias a la cual, concretamos un encuentro físico en Madrid (ella venía desde su Barcelona natal) para conocernos e iniciar una espiral de ideas y proyectos que se han ido consolidando a lo largo de estos años, en los que hemos ido manteniendo, además de una relación ‘laboral’ óptima, una estrecha amistad.

Yo, por aquel entonces, no dirigía mis propios contenidos porno, sino que me encargaba de contactar con chicas nuevas, a modo de director de casting freelance, a las que más tarde daba a conocer a fotógrafos reconocidos como Joan Crisol, que por aquel entonces trabajaba para Private, y otros directores/productoras que hacen del porno su medio de vida.

Podría decirse que lo que hacía era la labor de un ‘caza-talentos X’, y gracias a esta etapa de mi trabajo en este mundillo, pude hacer contactos interesantes que a día de hoy me han servido de mucho (o de poco en la mayoría de los casos, jajajaja) y sobre todo poder conocer a estas chicas noveles que, en la actualidad, disfrutan ya de un cierto renombre como profesionales dentro de las fronteras del porno español.



Pero Bárbara fue la primera. Y fue con ella cuando también yo mismo empecé a hacer mis propios pinitos como director/cámara de mis propios vídeos eróticos.

Pocas semanas atrás, antes de conocerla, los redactores del programa ‘Dónde Estás Corazón’ (también de Antena 3) me invitaron a su programa para que hablara de mis fetichismos sexuales personales (los pies, las axilas de las mujeres, los ombligos…) y mi trabajo de aquel entonces como ‘descubridor de futuras estrellas del porno’. Con lo que me pagaron por aquella intervención televisiva, pude comprarme mi primera cámara, aconsejada por el ya mencionado Joan Crisol (uno de los mejores fotógrafos de este país), y con la que empecé a probar grabando mis primeros vídeos de porno amateur.

Bárbara fue, digámoslo así, mi ‘conejilla de indias’, ya que Barbi fue, ‘en verdad’, la primera Chica Fross. Comenzamos grabando escenas con ella sola como protagonista en videos de masturbación y orgasmo (luego hablaremos de esta fascinante faceta de Barbi, la de ‘orgasmear’ de manera tan eficiente y efectiva ante la cámara), y otros vídeos con dos o tres actores diferentes que ejercían de improvisados ‘amantes’ de la que se iba a convertir, andando el tiempo, en una de las actrices porno más profesionales del medio.

Junto a Bárbara Vamp arriesgábamos el tipo en aquella etapa experimental grabando escenas de sexo en lugares públicos (ahora también podrían llamarse ‘lugares púbicos’), ella como actriz y yo tras la cámara, se entiende, y experimentamos este osado exhibicionismo sexual en lugares tan reconocidos y ‘peliagudos’ como el interior de los Jardines del Moro (ante el Palacio Real), en el parque del Templo de Devod (frente a la estación de Príncipe Pío), etc… vídeos que podrás encontrar y descargarte ya mismo desde www.pornoalternativo.com.

Tanto con Barbi, auténtica campeona de cómo mostrarse completamente desinhibida y eróticamente resuelta, como con el actor que nos acompañaba para grabar aquellas atrevidas escenas de sexo en fogosos polvos callejeros, Iván ‘Kabuki’ Fénix, fuimos dejando nuestra ‘eyaculante’ impronta en los diferentes escenarios improvisados de un Madrid que esconde maravillosos rincones desde los que poder mostrar un sexo sin restricciones y mórbido.

Trabajar con Bárbara Vamp, cuando se pone delante de la cámara, supone una experiencia tan gratificante que, al contemplar después el resultado final, ya estás deseando volver a trabajar con ella. Su peculiar y anguloso rostro, de facciones tan atractivas como duras en extremo, puede convertirse en una dulce pero nada empalagosa melodía de gestos faciales cuando está disfrutando del clímax.

Bárbara es orgásmicamente expresiva. Su rostro es capaz de dibujar un sinfín de cuadros en los que se va denotando las diferentes sensaciones que su sexo está experimentando.




Su mirada se torna turbia cuando el orgasmo nubla su vista y comienza a recorrerla la espina dorsal, haciéndola arquear la espalda hasta casi romperla.

Esas cejas que se fruncen y arrugan su frente justo cuando las cosquillas del advenimiento del placer están por hacerla explotar en mil pedazos, y esas pupilas dilatadas al correrse como si nunca antes hubiera tenido un orgasmo en su vida, obligándola a bizquear inconscientemente de tal manera, que uno temería que sus ojos acabaran por darse la vuelta a sí mismos.

Esa mandíbula que se tensa, esa garganta que no deja de emitir todo tipo de invocaciones al divino, esos labios que se humedecen con un suave perlado de sudor y saliva, dibujando con ellos curvas, espirales y olas de mar, y que son mordidos por ella misma, presa de su propia locura pre-orgásmica.

En conjunto, la boca de Bárbara, justo antes de verla correrse, es todo un ballet pletórico de movimientos y coreografías que finalmente conducen a expresiones contundentes con los que se demuestran, sin género de dudas, que el orgasmo está por fin rompiendo su cuerpo.

He conocido muchas actrices con capacidades casi multi-orgásmicas, o directamente multi-orgásmicas del todo, como Silvia Rubí, Nataly Paris o Gigi Love… pero el poder subyugador del rostro de Bárbara Vamp cuando se corre resulta, en extremo, una obra de arte que merece ser disfrutada.

Bárbara es el orgasmo escenificado por excelencia, y para alguien como yo, que desea indagar en los recovecos más privados de la sexualidad femenina, de la exploración de los sentidos a través de los sentimientos (y viceversa) y de la búsqueda constante de la expresividad sensitiva y real del erotismo intimista de cada actriz con la que trabajo, Bárbara, como decía, es la mejor de las opciones posibles a tener en cuenta con la que poder contar, un regalo que ha caído del cielo (o tal vez de los mismísimos infiernos del pecado???) que te permite llegar más allá de la mera exhibición de carne en movimiento, algo que por desgracia resulta habitual en el porno actual, donde las mujeres no dejan de ser más que meros objetos con agujeros a los que profanar al antojo de los actores, videos porno con los que satisfacer las demandas de un tipo de público de corte machista y nada preparado para concebir un porno diferente y volcado en el placer que las mujeres, las propias actrices, pueden llegar a experimentar durante una escena de sexo grabada.

Bárbara Vamp, como actriz, te permite explorar ampliamente en todos los campos en los que el morbo y las sensaciones se dan de la mano, y te aporta mucho más de lo que en principio tenías planeado hacer con ella. Su propio cuerpo, forjado en bronce gracias a sus constantes ejercicios en la barra (puede mantenerse suspendida en una de ellas, a pulso como toda una atleta, realizando impresionantes coreografías sin llegar a tocar el suelo durante casi 15 minutos, agotándote con solo verla moverse en la barra sin dejar de sonreír, alucinándote con esa perfecta combinación de sexo en movimiento y belleza plástica), un cuerpo que desconoce la palabra ‘celulitis’ o ‘grasa’, tan duro y recio como el tronco de un árbol, pero nunca perdiendo su propia feminidad, su natural delicadeza y suavidad propias de la belleza de una mujer escrita con letras mayúsculas.

Puede que Bárbara no luzca un pecho con el que llamar la atención, típico prototipo de lo que deberían de ser las tetas de una estrella del porno, pero Bárbara está alejada de concepciones manidas y tan cacareadas dentro de la industria del porno. Su natural atractivo erótico no necesita de siliconas ni cirugías para ser la mejor, ni demostrar nada. Ella sola, con la escultura de su cuerpo curtido en el propio trabajo que la mantiene, es la máxima garantía de la profesionalidad y despertar el deseo en el espectador.

La destaco con todo conocimiento de causa como una de las grandes artistas eróticas en directo de este país, y sus shows en vivo, tanto en barra ella sola como haciendo lésbicos junto a otras actrices, destilan placeres visuales a la par que artísticos.

Bárbara se empeña en demostrarnos algo que es de una lógica aplastante: que el cuerpo de una mujer, cuando luce en un escenario, puede despertar mucho más que erecciones o miradas nada furtivas del espectador cuando, una vez completamente desnuda, puedan descubrirse los ‘agujeros’ corporales de la artista en el momento en el que las piernas acaban abriéndose de par en par durante la ejecución de su coreografía. Barbi también quiere demostrar que el erotismo puede llegar a ser artístico al margen de lo explícito de un sexo para nada insinuado, todo lo contrario, mostrado sin ninguna concesión o remilgo por la propia artista, y que la exhibición del sexo como parte de la geografía físico-corpórea de la mujer no ha de ser el único punto de atención que nos haga mantener el interés como espectadores.

Por desgracia, la mayoría de los que presencian este tipo de espectáculos en directo, parecen animarse en el momento en el que actriz despliega sus partes más íntimas (todo lo que tenga que ver con la zona ‘vagino-inguinal’) y las exhibe sin pudor, olvidándose que la artista se ha preocupado de embellecer el show con una historia que contar a partir de la combinación del baile y la música. En el recuerdo solo quedará constancia de esa imagen de ‘un coño abierto’, y no la trabajada coreografía que se ha currado la artista durante semanas, tal vez meses, o de la acertada melodía, vestuario, maquillaje, attrezzo, etc, que la ha acompañado.




Así es Bárbara Vamp, audaz e innovadora.

Aunque en sus inicios realizara escenas X junto a actores masculinos, últimamente sus acciones ante la cámara se decantan por trabajos en los que luce su capacidad orgásmica en solitario, haciendo vídeos de masturbación y fetichismo, o haciendo lésbicos junto a actrices que son capaces de sacar lo mejor de ella misma. Y cuando esto ocurre, la sucesión de orgasmos ‘vampíricos’ puede resultar incesante y visualmente enloquecedora. Todos querríamos corrernos tan pletóricamente como lo hace ella, y solo unos pocos/as logran correrse… con ella!!!

Si estás interesado en contar con Bárbara Vamp para shows en directo, despedidas de soltero, fiestas particulares, o para sesiones fotográficas como modelo erótica, etc, podrás encontrar su ficha y modo de contacto en www.pornoalternativo.com, en la sección CHICAS FROSS. También podrás encontrar escenas porno protagonizadas por Bárbara Vamp en la sección de VÍDEOS.

por Pablo Fross (www.pornoalternativo.com)


http://www.lib.es/pornostar.asp?pst=B%C1RBARA%20VAMP&in=1≤=







Barbara Vamp y Silvia Rubí en FICEB 2007













INFO



- http://www.barbaravamp.blogspot.com/

- http://www.pornstarsspain.com/barbara-vamp/30/

- http://barbaravamp.blogspot.com/2007_06_01_archive.html

- http://www.ruta69films.com/?opcion=galeria&seleccion=07%20Barbara%20Vamp

- http://www.pornstarsspain.com/fotos-pornos-xxx/30/fotos-porno/166/

- http://board.freeones.com/showthread.php?t=408299

- http://pornoalternativo.com/tag/barbara-vamp/

- http://laantonia.wordpress.com/2009/10/08/barbara-vamp/104_0053/

- http://www.lib.es/pornostar.asp?pst=B%C1RBARA%20VAMP&in=1≤=

- http://blog.marqueze.net/barbara-vamp-nos-calienta-el-fin-de-semana/

No comments:

Post a Comment